9 abr. 2016

Interesantes reflexiones en torno a la biomasa forestal 



Montes de Enguera; amores que matan


La memoria es corta, pero las hemerotecas no están vacías. Durante los años 2012 y 2013 los medios de comunicación, especialmente valencianos, recogieron una y otra vez la buena nueva del hallazgo en nuestros montes de un tesoro insospechado: la biomasa forestal también conocida como bioenergía y antes familiar bajo el nombre de leña y madera.

La biomasa forestal iba a generar una economía rural estable, y por supuesto sostenible, reducir claramente el riesgo de incendios e incluso luchar contra el cambio climático. La Unión Europea subvencionó dentro del Programa Life+ el Proyecto “Bioenergy and Fire Prevention” , con un presupuesto total de un millón de euros y del que principalmente se benefició el Ayuntamiento de Enguera para elaborar el Plan de Ordenamiento de sus montes, trece mil hectáreas incluidas dentro del Catalógo de los Montes de Utilidad Pública.

No estaba solo el Ayuntamiento de Enguera; como “Beneficiarios Asociados” en el proyecto figuraban Iberdrola, Eléctricas La Enguerina y AVEBIOM. La última es la asociación que defiende los intereses de las empresas del sector de la biomasa, Iberdrola, por entonces gestionaba la central de biomasa forestal, alabada como modélica y pionera de Corduente (Guadalajara) y hoy cerrada por ruinosa, mientras que Eléctricas La Enguerina supongo que esperaba poder alumbrar muchas bombillas con el nuevo tesoro. No se extrañen de que ni una sola se haya encendido.

La finalidad principal de la explotación de los montes de Enguera era, por tanto , la obtención de biomasa forestal. Llevan dos años ya las empresas madereras talando en esos montes de titularidad municipal. Hoy, sin embargo, y gracias al nuevo Ayuntamiento de Enguera que convocó una reunión informativa el pasado 27 de enero, sabemos por los señores técnicos defensores de esas actuaciones, que en realidad lo de la biomasa es secundario y de lo que se trata es de “mejorar el monte que está muy envejecido” para ello “se talan principalmente los ejemplares más envejecidos, dominados, torcidos...etc”. Todo por amor al monte . El discurso ha cambiado , se ha disfrazado con el manto verde, pero no el propósito real y las actuaciones sobre el terreno carecen de disfraz alguno. Saltan a la vista y de qué manera.

Les invito a que recorran la carretera que enlaza Enguera con Navalón y estiren las piernas a la altura de las casas de “La Peraleja”, en el entorno del punto kilométrico nº 31 . Verán ustedes como la escasa vegetación superviviente, después de la “mejora” aplicada con verdadero celo, ha tenido que adaptarse al paso de una maquinaria pesada que, sin duda no fue diseñada para el monte mediterráneo. Y en su adaptación ha sucumbido. Donde había un monte adulto de pino rodeno que se salvó de la inmensa pira de 1979 y cuyo suelo estaba al abrigo de los rayos del sol, sosteniendo un rico sotobosque con enebros, encinas, incluso algún que otro madroño y durillos, ahora quedan árboles aislados incapaces de dar sombra y una vegetación de sotobosque machacada por el paso de las máquinas. Contemplen las pilas de pinos derechos como velas, con todas sus ramas pues se sacan enteros, y muy lejos todavía de la vejez que se les achaca, amontonados junto a la carretera. No busquen los torcidos , seguramente están debajo de la pila, pero presten atención a los restos por doquier de árboles y arbustos rotos por el paso de las máquinas y que quedan sobre el suelo, sin recoger, incluso en el fondo del barranco.

Sí señor, así se lucha contra el cambio climático haciendo de un bosque rico y vivo una dehesa de pinos raquítica con un suelo compactado y vapuleado. Pero por si esto fuera poco para describir esta verdadera tragedia forestal, nos queda el esperpento. Los pinos de Enguera que debían ayudarnos a absorber CO2, acaban quemados en calderas italianas, previo transporte por carretera y flete marítimo correspondiente. Mejor no intenten calcular el balance energético de este nuevo retablo de las maravillas , porque aquí el rey también está desnudo.

Los nuevos fariseos de la explotación de la biomasa forestal, los que quieren que nuestro bosque mediterráneo se adapte a sus prácticas, y no al revés, para garantizar la rentabilidad a corto plazo de su negocio, no me cabe la menor duda de que van a tener que introducir en sus cálculos una variante adicional y esta es la de un nuevo Ayuntamiento en Enguera. La reunión del pasado mes de enero fue una manifestación de otra forma de hacer las cosas y en la medida en que se siga por este camino, el Plan de Ordenación que da sustento técnico a las talas abusivas que se están haciendo en la sierra de Enguera, tendrá que ser sometido a cambios, cambios que sean verdaderas mejoras para esos bosques del macizo del Caroche.

“Fijar el suelo, retener las aguas, limpiar el aire y ser cobijo de animales y plantas”, esas fueron las funciones esenciales que en 1902 se asignaron por el Estado a los montes incluidos en el Catálogo de Montes de Utilidad Pública. Los de Enguera también forman parte de él y el que puedan seguir desempeñando esas funciones es más necesario que nunca. No andaban descaminados los legisladores de hace más de un siglo. La rectificación es necesaria y es posible.

Carlos Feuerriegel
Asociación de Lucha contra Incendios Forestales de Ayora y La Valle


8 abr. 2016

La Consellería paralitza les tales a Serra

http://www.levante-emv.com/comarcas/2016/03/15/medio-ambiente-paraliza-tala-arboles/1392280.html



Sense estar contemplat en PPIF del Parc Natural 







Ecologistes y veïns denuncien actuaciones en el PN de la Serra Calderona.

http://www.levante-emv.com/comarcas/2016/03/12/ecologistas-denuncian-deforestacion-paraje-serra/1390787.html

http://www.lasprovincias.es/agencias/valencia/201603/11/ecologistas-alertan-peligro-deforestacion-624975.html

http://www.lavanguardia.com/local/valencia/20160311/40361384362/ecologistas-alertan-del-peligro-de-deforestacion-de-la-sierra-calderona.html


Actuació destructiva al cor del Parc Natural de la Serra Calderona





Ombría del Castell de Serra





Abusos en nom de la prevenció d'incendis






Paralitzada l'extracció sense control de fusta del bosc d'Enguera.

http://www.levante-emv.com/costera/2016/02/26/protesta-ausencia-control-madera-talada/1384427.html


Tales abusives a Enguera

Acció en defensa dels boscos d'Enguera

Demanen la paralització de les tales per a biomassa i la revisió en profunditat del projecte

Este matí, durant la celebració a Segorbe (Alt Palància, Castelló) del II Congrés Forestal de la Comunitat Valenciana, Acció Ecologista-Agró, Bosc Viu i veïns de Navalón han protagonitzat una acció contra les tales abusives de pins per a biomassa al municipi d'Enguera (La Canal de Navarrés, València). Amb esta protesta, ecologistes i veïns hem volgut denunciar una vegada més estes actuacions, que estan causant danys inacceptables en els boscos d'Enguera. Pel seus greus impactes mediambientals, sol·licitem de nou a la Conselleria de Medi Ambient i a l'Ajuntament d'Enguera la paralització d'estes tales abusives i la revisió en profunditat del projecte d'explotació de biomassa forestal en esta localitat de la Canal de Navarrés.

Estan justificades les tales per a biomassa d'Enguera? Acció Ecologista-Agró, Bosc Viu (plataforma per la defensa dels ecosistemes forestals valencians) i veïns de la pedania d'Enguera de Navalón considerem que no. Després de visitar la zona, no tenim dubtes: són abusives. Per això, este matí hem protagonitzat una acció per a denunciar amb fotografies els impactes mediambientals que fins ara han tingut estes tales massives de pins en les Muntanyes d'Utilitat Pública (MUP) d'Enguera, que en quasi tota la seua extensió formen part de la Xarxa Natura 2000.

Estes tales es basen en un pla d'ordenació forestal, aprovat per la Conselleria de Medi Ambient i l'Ajuntament d'Enguera (quan estaven les dues administracions governades pel PP) i que planteja com a principal activitat l'explotació de biomassa. Tanmateix, la legislació preveu per a les MUP una prioritat ecològica i social. Prioritats que el projecte ignora, ja que es tracta d'una explotació a gran escala que afecta a 13.000 hectàrees (la totalitat de la superfícies municipal d'Enguera) i que contempla extraure 8.000 tones de fusta anualment fins a 2030.

Esta actuació, ben realitzada i correctament fiscalitzada per les administracions públiques, podria tindre el seu sentit i justificació. Per exemple, si s'actuara només en unes quantes parcel·les per a crear un mosaic que alternara zones de major protecció amb altres àrees d'usos diversificats. Tanmateix, l'execució del projecte resulta completament desmesurat quan arriba a les dimensions del pla d'ordenació forestal que el PP aprovà a Enguera.

A més a més, tal i com han denunciat els activistes amb les fotografies, en les tales les empreses adjudicatàries estan incomplint les condicions dels contractes: s'està danyant greument la vegetació arbustiva, s'està augmentant el risc d'erosió treballant en zones de molta pendent i no s'està respectant l'extracció preferent dels arbres torçuts, debilitats o dominats. Fins i tot s'han arribat a tallar pins en finques particulars que no formen part de la zona d'explotació del projecte.

Ecologistes i veïns, davant de tots estos impactes, sospitem que estan fallant els mecanismes de control públic sobre estes actuacions. El desficaci arriba fins al punt que el pesatge dels pins es realitza directament al Port de Sagunt, sense control municipal sobre si les quantitats d'arbres tallats són les correctes o no. Per cert, que des del Port de Sagunt la fusta s'envia a Itàlia, per al seu aprofitament com a biomassa per a projectes de foment d'energies renovables per a combatre el Canvi Climàtic. Tanmateix, el consum de combustibles fòssils per al transport amb vaixell de la fusta fins a Itàlia i també per a la tala i extracció dels arbres amb maquinària pesant anul·la el presumpte estalvi energètic de la biomassa que s'extrau de les MUP d'Enguera.

Els defensors d'este projecte, com per exemple la Plataforma Forestal Valenciana i AMUFOR (Associació de Municipis Forestals de la Comunitat Valenciana), entitats organitzadores del II Congrés Forestal de la Comunitat Valenciana, també afirmen que les actuacions servixen per a previndre incendis forestals i per a millorar les formacions vegetals i ajudar a la seua regeneració. No obstant, la finalitat principal és l'extracció productiva de biomassa i esta condiciona el tipus d'actuacions i les formes de realitzar els treballs, que en la pràctica estan ocasionant d'anys inacceptables en els boscos d'Enguera.

Bosc Viu, AE-Agró i els veïns de Navalón esperem que despés d'esta acció de protesta les administracions públiques implicades en este projecte, la Conselleria de Medi Ambient i l'Ajuntament d'Enguera, paralitzen pr fi definitivament estes abusives tales. De la mateixa manera confiem que es revise en profunditat el pla d'ordenació municipal d'esta localitat de la Canal de Navarrés i que s'aposte per un model de desenvolupament rural realment respectuós amb la nostra natura.




1 febr. 2016

EXTRACCIÓ DE BIOMASSA FORESTAL A ENGUERA

L'explotació forestal al municipi d'Enguera està ocasionant un notable malestar entre els veïns i veïnes de la zona i els nombrosos col·lectius conservacionistes. Aquests han  denunciat  irregularitats i el gran impacte ambiental que s'està produint tant a nivell paisatgístic com ecològic a conseqüència de l'extracció de biomassa. Acció ecologista Agró va voler constatar el grau d'impacte i preocupació in situ. A continuació es mostra un recull de les fotografies presses a la zona afectada, jutgeu vosaltres mateixos!

MAQUINÀRIA EMPRADA



GRANS QUANTITATS D'ARBRES TAL·LATS 






DESPROTECCIÓ DEL SÒL 


La quantitat d'arbres tal·lats i la maquinària pesada utilitzada provoquen una desprotecció del sòl i efectes negatius sobre la vegetació, especialment sobre el sotabosc.



29 març 2015

RELACIONES PELIGROSAS (con el bosque de fondo)

por Carles Arnal Ibáñez, Doctor en biología y miembro de Acció Ecologista Agró.
(Artículo de opinión publicado en El País, 28/03/2015)

La novela de Choderclos de Laclos Les liasons dangereuses (Las amistades peligrosas en versión cinematográfica) nos muestra a personajes sin escrúpulos, maquiavélicos y egoístas, que destrozan la vida de quien se cruce por su camino (y la propia, al final). Más cerca en el tiempo y el espacio hemos sufrido otro tipo de relaciones no menos peligrosas, como la del bigotudo amigo del Sr. Gürtel que mantenía relaciones casi íntimas (“amigo del alma”) con el no menos funesto Sr. Camps. Un tipo de relaciones que prosperó al calor de la fiebre del ladrillo, entre ambiciosos emprendedores y boyantes técnicos y políticos de las Administraciones valencianas del PP. Verdaderos tiburones de las finanzas y lobos, hienas, buitres, sanguijuelas (que me perdonen los inocentes animalitos), en estrecha connivencia con Blasco, Fabra, Castedo, Cotino, Costa y tantos más que harían la lista interminable.

Las relaciones fueron fructíferas para ellos (aunque al final, algunos han ido a la cárcel... pero poquito). Los atropellados hemos sido los ciudadanos, engañados, estafados, robados, insultados y tratados como eso que huele mal. También nuestro patrimonio cultural y natural ha sufrido daños irreparables, resultado de su alegre retozar a costa de las arcas públicas.

Recientemente hemos sabido de otras peligrosas relaciones, esta vez entre unos pocos empresarios forestales y técnicos y políticos de la Conselleria de TIMA (Territorio, Infraestructuras y Medio Ambiente). Con el bosque de fondo, porque el engranaje funciona con fondos europeos aplicados al bosque. El asunto es que la Administración financia con ayudas públicas la extracción de biomasa (nombre moderno que se da a la vegetación), supuestamente residual, de nuestros bosques.

En realidad la CTIMA sólo aporta la asombrosa cantidad del 0,51% de las subvenciones. Un 45,80% lo aporta el Ministerio de Agricultura y el 53,6% son fondos europeos FEADER, supuestamente destinados al medio ambiente y al desarrollo rural. Aún aportando tan poco, la Conselleria es quien regula las ayudas, las reparte y las supervisa, aunque esto último debe suponerles muy poco trabajo.

Las víctimas son nuevamente los recursos públicos, a los que todos contribuimos, y que se usan indebidamente, y por otra parte, los bosques mismos, teóricos beneficiarios, que resultan muy destrozados. El desarrollo rural tampoco parece beneficiarse (salvo unos pocos). Sabemos que muchos de los trabajos subvencionados se realizan de manera muy negativa para el medio ambiente y que las ayudas van a parar a muy pocas manos. Además, sólo dos demarcaciones forestales, de las doce existentes, acumulan el 50% de las ayudas.

Todo esto ha estado denunciado en medios de comunicación, pero aún no han hablado los técnicos encargados del seguimiento de las ayudas, como el Sr. José A. Rueda. A quién sí hemos oído y leído es al Sr. Emilio González, jefe del Servicio de Ordenación y Gestión Forestal, para decir que todo está bien, contradiciendo la lógica y tal vez muchas normativas.

¿Y qué dice la Sra. Bonig, responsable de la casa donde se cuece esto? ¿Qué puede decir la consellera de los destrozos denunciados, de la concentración de ayudas en pocas empresas, de la distribución territorial inexplicable...? ¿Confirma las opiniones y actuaciones de sus subordinados o los va a investigar o cesar? ¿Va a exigir responsabilidades y, en su caso, sancionar a los culpables, o no? La Sra. Bonig no sólo debe ser honesta, debe parecerlo y, si es necesario, demostrarlo.